Frases de Julio Cortázar

Julio Cortázar (1914-1984) fue uno de los más importantes escritores argentinos. Escribió relatos cortos, prosa poética, prosa breve, cuentos e importantes novelas. Se lo asocia con el realismo mágico y el surrealismo.

Te dejamos algunas de sus más hermosas frases y algo de información sobre sus de sus obras más hermosas: Rayuela y Historias de cronopios y famas. También un texto de este libro para que puedas conocer mejor al autor.

¡Espero que lo disfrutes!

Frases de Julio Cortázar

¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?

Me atormenta tu amor, que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado…

Si te caes te levanto y si no me acuesto contigo.

Cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo.

Si la personalidad humana no adquiere toda su fuerza, toda su potencia, entre las cuales lo lúdico y lo erótico son pulsiones fundamentales, ninguna revolución va a cumplir su camino.

Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.

Pasa que los cronopios no quieren tener hijos, porque lo primero que hace un cronopio recién nacido es insultar groseramente a su padre, en quien oscuramente ve la acumulación de desdichas que un día serán las suyas.

Lo que creíamos que era amor era quizás que yo estaba delante de ti con una flor amarilla en la mano, tú tenías dos velas verdes en la mano mientras que el tiempo soplaba en nuestras caras una lluvia que significaba renuncias.

Las personas que planean citas son las mismas que necesitan papel rayado para poder escribir o que siempre sacan la pasta de dientes desde el fondo.

Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma

La cultura es el ejercicio profundo de la identidad

Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones

No sé hablar de la felicidad, pero eso no quiere decir que no la haya tenido.

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.

Regalos insignificantes como un beso en un momento inesperado o un papel escrito a las apuradas. Pueden ser valorados más que una joya.

No renuncio a nada, simplemente hago lo que puedo para que las cosas me renuncien a mi.

Nunca renuncio a nada. Sólo hago lo que esté en mi alcance para que las cosas renuncien a mí.

Se encontráramos la manera podríamos vivir mil veces más de lo que estamos viviendo por culpa de los relojes, de esa manía de minutos y de pasado mañana

Rayuela

Rayuela es tal vez la obra más importante de Cortázar. Fue escrita en 1963 y es una obra surrealista, que trata sobre su protagonista “Horacio Oliviera” y su relación con “La Maga”.

Una de las características de la obra es que está armada para ser leída en un orden no lineal! Se lee en forma normal hasta el capítulo 56, pero luego hay que ir al capítulo 73 y al final de cada uno, se indica cómo continuar la lectura.

El juego, el lenguaje (hay un lenguaje inventado “gíglico”, la música, el amor y los opuestos complementarios, son los elementos centrales de esta increíble novela.

Historias de Cronopios y de famas

Este maravilloso libro se publicó en 1962 y quedó algo opacado por su novela siguiente Rayuela. Sin embargo es un libro espectacular que vale la pena leer.

Recopila 64 textos cortos y está dividido en cuatro partes: Manual de instrucciones, Ocupaciones Raras, material plástico, y Historias de cronopios y famas.

Te dejamos para leer uno de los textos que más me gustan:

Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables.

Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón.

Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.

Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente.

Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón.

Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).

Llegado en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera.

Otras obras de Cortázar

Novelas
1960: Los premios
1963: Rayuela18​
1968: 62 Modelo para armar
1973: Libro de Manuel
1986: Divertimento (escrita en 1949)
1986: El examen (escrita en 1950)
1995: Diario de Andrés Favan. 2​
Cuentos
1951: Bestiario
1956: Final del juego
1959: Las armas secretas
1966: Todos los fuegos el fuego
1974: Octaedro
1977: Alguien que anda por ahí
1980: Queremos tanto a Glenda
1982: Deshoras
1994: La otra orilla (escrito entre 1937 y 1945).
Prosas brevesn.
1962: Historias de cronopios y de famas
1979: Un tal Lucas