El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.

William Shakespeare